Las emociones. ¿Quién controla a quien?

Los seres humanos estamos expuestos constantemente a las emociones; no existen personas emocionales, sino aquellas personas que tienen sus emociones bajo control, sin embargo sabemos de sobra que existen momentos en la vida donde nos es muy difícil gobernar nuestras emociones.
No se trata de que existan o no, sino del lugar que tienen en nuestra vida; siendo gobernados por nuestras emociones, le damos un lugar claro a la carne en todos los sentidos, el apóstol Pablo hablo a la iglesia de los Corintios en estos términos:
“De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.” 1 Corintios 3:1
Controlados por las emociones, un creyente se convierte en presa de las circunstancias que le rodean; se encuentra constantemente en la deriva espiritual, esta hoy aquí, y mañana alla, afecta su Fe ya que su fe es gobernada por que la emoción nos hace ver las circunstancia que nos rodea, mas que el Dios que esta con nosotros!
Santiago nos habla de dos tipos de creyentes emocionales:
“Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.” Santiago 1:6-8
Quiere decir esto que las emociones son malas? Es negativo, sentir emoción? De ninguna manera, el mismo Señor las sintió, recordemos los, nuestro maestro sintió, cuatro ejemplos de emociones a los que estamos sometidos:
1. Tristeza: (Juan 11:35) Por personas a quienes apreciaba, sin embargo, sin embargo comenzo su oracion delante de la tumba de Lazaro con una accion de gracias (Juan 11:41).
2. Alegria y Gozo (Juan 10:21) , Jesus habia comisionado a 70 hombres, discipulos y les habia enviado de dos en dos a predicar el evangelio, estos regresaron con gozo.
“En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.”
En medio de la alegria y el gozo, el Señor alaba a Dios por lo que estaba escuchando; por la respuesta del Señor.
3. Rabia y celo: (Mateo 21) Vemos como Jesus, en su celo por la casa de su Padre, expulsando a todos los usureros y vendedores; sin embargo, Jesus no se dejo llevar por la ira, sino que en esa misma escena de la Palabra leemos:
“Y vinieron a él en el templo ciegos y cojos, y los sanó.” (Mateo 21:14)
El Señor, aun controlando la ira, siguió siendo instrumento de Dios; cuantas veces la ira en nosotros no se convierte en una lucha estéril, en una lucha sin fin.
4. Angustia y Desesperación: Mateo 26:38,39 Jesus en sus oras mas obscuras aun siguió sujeto a Dios, sujeto en obediencia, el Señor esta a expensas del Padre; cuantos no nos hemos visto en una situación así?
En Filipenses 2:8, nos habla de este hecho:
“y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”
Ninguna emoción, sujeta al Espiritu de Dios puede llevarnos por un mal camino, cuando nuestra actitud no es gobernada por la emoción, tenemos el favor de Dios; como decía en Santiago, no podemos esperar recibir de Dios dudando y vacilando emocionalmente.
Hoy es tiempo de Decisión y no de Emocion, es tiempo de decidir por Dios, es tiempo de decirle al Señor, yo decido y mis emociones están sujetas a ti.

Leave a comment